Entradas

Mostrando entradas de julio, 2020

Ni chicha, ni limonada.

Imagen
Ni chicha, ni limonada.
 ¿Por qué usamos esa frase? A veces me siento un poco así: ni una cosa ni la otra. Parece que siempre los extremos están bien definidos y en el medio hay un gran resto.  Me siento un ser minúsculo en el centro de este limbo. ¿Por qué será que es más fácil el descarte? No soy ni chicha ni tampoco soy limonada. Pero en ese gran descarte no todo se puede “meter en una misma bolsa”. En ese caos, hay diferencias. Me atrevería a decir que en ese limbo podemos diferenciar los polos y volver a descartar los extremos e ir, poco a poco, desmenuzando ese gran embrollo. Parece que estuviéramos repartiendo caramelos entre dos. Dos acá, dos para allá. Pero no estoy hablando de caramelos.   Ni chicha ni limonada, ese no pertenecer a ningún grupo, ni de acá ni de allá. ¿Cuántas veces nos sentimos así?
Uno escribe líneas y no tienen porque encajar en un texto, puede no ser la línea perfecta de un comienzo. A veces se escribe así: no es una cosa ni la otra.  Esto que se escribe no e…